Mercurio, el dios de los mercaderes

Mercurio, por el escultor Giambologna, siglo XVI. Imagen: Wikipedia

MERCURIO ES UN DIOS MUY ANTIGUO. El historiador romano Tito Livio menciona que el templo de Mercurio fue consagrado en el año 495 a.C., es decir, 4 siglos antes de que Julio César (100-44 a.C.) convirtiera Roma en una potencia internacional. Este templo fue edificado en el Aventino, una zona próxima al puerto de Roma,  el centro del comercio en aquella época. Por lo tanto, la cofradía de los mercuriales era una de las instituciones más vetustas de la ciudad y sirvió de modelo para los llamados “Collegia Mercurialium”, los centros de negocio dispersados por todo el territorio del imperio. No es extraño que las palabras mercancía –merx- y comerciar –mercari- estén relacionadas con el nombre del dios: Mercurius… El nombre del día miércoles también procede de esta raíz. Un atributo característico de este dios era la bolsa de monedas, símbolo del comercio, que los artistas suelen colocarle en la mano derecha.

Mercurio con la bolsa de monedas. Imagen: Museo Sorolla

Fresco romano representando a Mercurio. Imagen: 365palabras.blogspot.com

Como consecuencia de la helenización de la cultura romana, Mercurio fue identificado con el dios griego Hermes, mucho más rico en atributos y símbolos. El dios griego es una de las figuras mitológicas más comunes en la cerámica ática (sobre todo en los vasos de figuras negras) y desempeña un papel muy importante en muchos mitos como acompañante de los muertos, cualidad que le valía el nombre de psicopompo (“guía de las almas”). También pasaba por ser el dios de los pastores, los viajeros, los caminos, los ladrones, los deportistas y los inventores (dio a los hombres la música, varios instrumentos como la lira, el alfabeto, la astronomía, la gimnasia, los pesos y las medidas). Todas estas cualidades -materiales y espirituales- pasaron a formar parte del dios romano Mercurio, lo que le permitió convertirse en el símbolo de la ambivalencia característica de los comerciantes

En efecto, el combinado Mercurio-Hermes acabo siendo la divinidad tutelar de los mercaderes, los ladrones y los magos, o alquimistas, ¿y acaso, en el arquetipo de toda venta, no se esconde el miedo a ser engañado (ladrón) y el deseo de quedar encantado (mago)?… En consecuencia, el vendedor siempre vive en equilibrio. En parte porque su oficio, vender, requiere un beneficio, algo material, y una fantasía, algo intangible. En parte porque viaja, o sus productos están expuestos a la incertidumbre del viaje. En efecto, Mercurio también es el dios de los viajeros, y uno de sus símbolos es un par de alas. Las puede llevar adheridas a unas sandalias o a un sombrero, llamado “pétaso”. Sin embargo, en ocasiones, las alas forman parte de su talón o su sien . La costumbre de representarlo con alas tanto en la cabeza como en los pies es moderna.

Hermes, dios griego asociado al dios romano Mercurio. Imagen: theoi.com

Escultura de Mercurio. Imagen: blog rafazaragoza.com

Representación moderna de Mercurio

Mercurio también es un dios en constante equilibrio porque se relaciona con personas, y éstas son caprichosas, mudables, volubles. Los mercaderes, como Mercurio, deben ser flexibles y saber adaptarse a las circunstancias. Ningún vendedor puede tratar a sus clientes de la misma manera y no es casualidad que Mercurio sea, así mismo, el dios de la elocuencia y los oradores. Además, el dios en constante equilibrio era el patrón de las balanzas y las pesas.

Por influencia del dios griego Hermes, Mercurio fue, además, el mensajero de los dioses entre los hombres (es frecuente confundir ambas divinidades). Su canal de comunicación preferido eran los sueños. Como las marcas, Mercurio hablaba de aquello que todos deseaban oír, sentir, percibir. Como las marcas, Mercurio debía conocer el lenguaje del inconsciente, de los sueños, de la imaginación. No es extraño que haya una estatua de Mercurio en todas las lonjas de comercio ni que el caduceo del dios sea el emblema de diversas instituciones dedicadas al estudio y la enseñanza de las ciencias económicas. La Apoteosis de Washington es un fresco de gran tamaño plasmado en la Rotonda del Capitolio de los Estados Unidos, en Washington D.C., por el artista italiano Constantino Brumidi en 1865. En dicho fresco, se muestra al dios mercurio entregando una bolsa de oro a Robert Morris,  el mercader que financió la Guerra de Independencia de los Estados Unidos.

Detalle del fresco “La Apoteosis de Washington”

Como ya hemos dicho, para recordar la necesidad de flexibilidad de todo comerciante, es muy frecuente ver estatuas de Mercurio en lugares de actividad comercial. En ellas, el dios es mostrado volando o con un pie en la tierra y el otro en el aire, en perpetuo equilibrio.

Mercurio en el pasaje comercial Gutiérrez, en Valladolid. Fuente: Aprendiz de Amélie, Flickr

En el siglo XX, la figura de Mercurio fue adoptada como símbolo de  progreso: recordemos que era el dios de los viajeros y, como tal, de los medios de transporte. Así nació la marca de coches Mercury, perteneciente a Ford Motor Company, pero también una marca de frutas, como Mercury Brand, que, mediante el símbolo del dios romano, daba a entender  la rapidez con las que podían servir cualquier pedido.

Anuncio de Mercury Brand, de 1920. Imagen: Crateart.com

Anuncio de la marca Mercury. Imagen: carrosyclasicos.com

Recientemente, Lacoste lanzó una campaña que evoca –y adapta- con gran acierto la cualidad mercurial de toda marca: el equilibrio. Los anuncios muestran a diferentes jóvenes flotando en actitud de dar un paso, con una frase, a modo de eslogan, que dice: “un peu d’air sur terre” (Un poco de aire en la tierra)…

Primavera-verano 2008-2009

Otoño-invierno 2008-2009

Otra marca que se ha inspirado en el mito de Mercurio es Adidas. Para la campaña de otoño-invierno 2010, Jeremy Scott ha diseñado  una línea basada en las alas del dios romano (fuente de las imágenes: SDG)

Jeremy Scott Adidas

Detalles zapatillas Jeremy Scott

Anuncios

6 pensamientos en “Mercurio, el dios de los mercaderes

  1. Pingback: Goodyear, el pie alado de Mercurio | La Estrella Roja

  2. me pareció un articulo muy informativo y de sencilla comprensión. pero me gustaría que se extienda mas sobre el báculo que porta el dios mercurio.

    • Muchas gracias por su comentario e interés en que escriba otra entrada. Tendré en cuenta su sugerencia y espero publicar pronto la historia del báculo de Mercurio. Un saludo cordial. Fernando Garcés

    • Buenos días, Flor Lunar. Sólo informarle de que, durante el proceso de cambio del nombre del blog, he cometido un error y ahora he perdido el tráfico habitual del blog con el anterior nombre (“estrella roja”). El artículo sobre el caduceo aparecerá en esta nueva ubicación: “marcasehistoria”. Un saludo. Fernando Garcés

    • Buenas tardes Roberto

      Muchas gracias por tu comentario. La figura de Mercurio me fascina, y aún añadiría más cosas, pero creo que lo más importante ya queda dicho. Un saludo cordial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s